El precio del fracaso

Esta pieza, que no es más que la asociación entre una serie de sesiones de trabajo, en un horario determinado, con el estado característico después de haber vivido y provocado una serie de experiencias que, unido al va y viene de un montón de personas y personajes, que han traído y llevado lo indeterminable de la razó de porqué las cosas se viven y se piensan, existe existiendo.

Concepto e intérprete : Carmelo Fernández
Música : Juliki
Espacio escénico : Carmelo
Iluminación : Pedro Suarez, Carmelo Fernández

Fotos web: David Ruano